miércoles, 29 de agosto de 2012

Datos históricos del Señorío, Condado y Reino de Castilla.

Breve historia del condado y posterior reino de Castilla. Datos a tener en cuenta a la hora de recoger, estudiar e investigar las diferentes manifestaciones folklóricas y culturales de esta tierra y cultura que ocupa el territorio más extenso de la Comunidad Económica Europea
Por Daniel F Peces Ayuso.

Introducción: Situación e historia previa del Señorío de Castilla:

La situación de los diferentes pueblos que habitaban Hispania o Iberia, era sin dudas muy diferente según las zonas y en todo caso muy dura y convulsa. A partir del siglo III comienzan las diferentes invasiones germanas o bárbaras, creándose a partir del siglo V el reino hispano visigodo. En el año 710 muere el último hispano visigodo Witiza, disputándose la corona dos facciones encabezadas por un noble del sur llamado Rodrigo y otro noble del norte llamado Agila II. Dicha lucha interna entre las facciones de los nobles hispano-visigodos hicieron que entrasen en la península en el año 711 las primeras tropas árabes. Sin saber a ciencia cierta quién las llamó si Witiza antes de morir para seguir controlando su inseguro reino o una vez muerto quizás fuese Agila II el que les llamara para derrotar a Rodrigo. Sea como fuere los árabes cruzan el estrecho y conquistan la capital del reino hispano visigodo Toledo. Los nobles junto a todo tipo de exiliados que huían de la invasión árabe se fueron refugiando en el norte peninsular, ya que era una zona de escasa o nula en cuanto a presencia norteafricana. Refugiados  que entre los años 718 y 722 eligieron a Pelayo como primer príncipe del futuro reino de Asturias, tras la mítica batalla de Covadonga, en la que Pelayo y un grupo de astures vencieron a un grupo de invasores árabes en las inmediaciones de dicha cueva en la que se levanta una ermita dedicada a la Virgen de Covadonga, la cual según la tradición oral intervino de forma  decisiva para expulsar a los por entonces nuevos invasores.

Los califas y demás nobles árabes pronto se integran y diferencian de la corte de Damasco, de la que se independizan creando el poderoso y brillante Califato de Córdova.  En muy poco tiempo se hicieron con el poder efectivo, administrativo y económico de la península, pero no se establecieron ni poblaron las tierras conquistadas de forma homogénea, quedando reductos incontrolados de hispanoromanos, celtiberos y visigodos… los cuales a medida que avanzaban las tropas árabes, seguían reuniéndose en los sistemas montañosos de la cornisa cantábrica, aumentando el poder del incipiente ejercito astur. De tal modo que ya en el siglo VIII, las tropas del reino de Asturias comienzan lentamente la reconquista, culminada ochocientos años después, en 1492 con la toma del último reino hispanoárabe de Granada. Hay que recordar que en el año 756 Abderramán I instaura el primer Emirato independiente y el año 929 su descendiente Abderramán III funda el Califato de Córdova. Califato que perdurará hasta el año 1035 en el que se descompone en multitud de reinos hispanoárabes llamados Taifas. Taifas que tienen tres fases el primer reino de Taifas creados y controlados por la nobleza hispano árabe. El segundo reino de Taifas que coincide con la llegada de los fanáticos almorávides y un tercer reinado con los almohades…

A partir de aquel momento el reino de Asturias se puede considerar el germen de lo que posteriormente sería los condados de Castilla y Portugal… como decía este reino comienza en el año 718 con el mitificado rey Pelayo. El reino de Asturias asume e integra las costumbres del antiguo y aún poco reconocido reino de Galicia, reino que se integra al asturiano, aun manteniendo cierta autonomía. La unión de Galicia y Asturias dio impulso a la reconquista, así fueron tomadas y repobladas las zonas cercanas a la vertiente cántabra, y ya en el siglo X logran llegar hasta las orillas del rio Duero, reconquistándolo y repoblándolo con importantes ciudades fortificadas. Conquistas que  dieron más poder y sobre todo confianza en la idea y posibilidad de los reyes asturianos de reconquistar todo el antiguo reino visigodo cuya capital era la encantadora ciudad de Toledo. Pero lo máximo que pudieron hacer fue controlar el norte peninsular desde el reino de Navarra –con el que mantuvieron constantes disputas por el control de ciertos territorios colindantes entre ambos reinos…- Fortificando y repoblando las plazas recién reconquistadas desde el nacimiento del río Ebro - como las Vardulas o cuna del poderoso condado de Castilla - y la frontera natural el río Duero, con las tropas leonesas a la cabeza asegurando el Extremo del Douro o la fértil Extremadura – hasta llegar a la ciudad y condado de Porto Cale –cuna del hermano reino de Portugal – De todos estos

De todos estos condados será el de León el que cobre mayor fuerza a partir del siglo X. tal es así que logró su independencia del reino de Asturias en el año 925, poniendo fin a la hegemonía asturiana y tomando el reino de León la iniciativa y control sobre los territorios cristianos repoblados y los que quedaban por conquistar. Esto sucedió en tiempos del último rey asturiano cuando a la muerte del rey Alfonso III El Magno. Este soberano como la mayoría de reyes leoneses y castellanos, tenían la costumbre navarroaragonesa de dividir sus reinos y condados entre sus hijos a su muerte. De tal modo que el Reino de León queda dividido  en los siguientes reinos y condados independientes; León, Álava, Castilla, Galicia y Asturias. En el año 914 el reino de León integra y subordina al reino de Galicia bajo la persona de Ordoño II, trasladando la corte de Oviedo a la ciudad de León. El otro hermano de Ordoño, Fruela II siguió con el titulo y principado de Asturias rindiendo vasallaje y pleitesía a su hermano Ordoño II primer rey de León. Pero en el año 926 hasta el 929, a causa de otra herencia real que dividía entre sus hijos el reino y los condados de León, causó la separación e Independencia del reino de Galicia en la figura del rey Sancho Ordoñez contra su hermano Alfonso IV. Finalmente la corona de Galicia cae en las manos del rey de León Alfonso IV.

En su tiempo de mayor esplendor el reino de León ocupaba Galicia, el principado de Asturias, Cantabria, las Várdulas –o Castilla- León, Zamora… y gran parte de las provincias de Salamanca, Cáceres, Badajoz y Huelva. La ciudad de León fue reconquistada e incorporada al reino de Asturias en el año 856 por Ordoño II. Se fortifica y se convierte en un punto estratégico para la expansión de León, de tal manera que acaba por asumir la corona galaico-asturiana.



Escueta cronología de los reinos y condados cristianos a partir del siglo X.


Los Señoríos Vascos: He de decir que siento una profunda admiración y respeto por esta cultura y pueblo ibérico... pues desde que se tiene conociento siempre se han aferrado a costumbres, lengua y sistemas tradicionales de vida pese a las ansias de controlar esta zona del norte ibérico primero por los romanos, posteriormente por los visigodos, tras ellos los árabes... sin olvidar los guerreros reinos de Asturias, Navarra, Castilla o Aragón... sin que ninguno de ellos lograse jamás el control y posesión efectiva de estas tierras hermosas y feraces.  Gentes que salieron de los señoríos vascos y del cántabro formando la base piramidal de lo que posteriormente sería el reino más influyente, temido y poderoso de Europa, Castilla. Con todo el señorío de Guipúzcoa se anexiona a la corona de Castilla en el año 1200. Álava en el año 1332. Ayala en 1334... siendo el señorío de Vizcaya el que más tardó en incorporarse de forma efectiva a la corona castellana en el año 1379. Con todo decir que los señorío vascos siempre fueron ndependientes, y aliados de los reinos de Navarra o Castilla. Cuyos reyes otorgaban a dichos señores y señoríos títulos y heredades por los favores recividos o los servivios prestados a dichas coronas navarro-castellanas. Manteniéndo sus fueros y libertades ancestrales hasta bien entrado el siglo XVIII.

Reino de Galicia o Galaico Portugués: Uno de los más antiguos reinos ibéricos, ya en tiempos de las invasiones bárbaras a partir del siglo IV, V y VI, se instalaron los  suevos en suelo galaico constituyendo el primer reino galaico-suevo, reino que acabó siendo integrado al hispano visigodo, y consolidado posteriormente en tiempos altomedievales de la reconquista, cuando se le asocia a la administración asturiana con la que a veces se funde de tal manera que es difícil identificar la una de la otra, sobre todo a partir del año 760. El reino de Galicia no tuvo reyes privativos ya que todos ellos rendían vasallaje a los reyes de Asturias y posteriormente de León. Hasta la muerte del rey leones Alfonso III El Magno, el cual dividió sus tierras y títulos entre sus hijos, legando el reino de Galicia a su hijo Ordoño. A la muerte sin descendencia de su hermano y rey de León García I el año 929, Ordoño asume el trono leonés uniéndolo con Galicia con el nombre de Ordoño II rey de León y Galicia… en el año 1230 se integran ambos reinos en el poderoso y joven reino de Castilla al que perteneció hasta la división del año 1833, en la que Galicia deja de considerarse oficialmente como un reino integrándolo en la corona de España. En cuanato al condado Portocalenese decir que en el año 1071 el noble gallego Vimara Pérez logra reconquistarlo a los hispanoárabes fundando el primer condado Portocalense dependiente del reino de Galicia. Condado que en su origen ocpaba las tierras conocidas con el nombre de " Douro Litoral", al ceñirse estas al área de influencia de la desembocadura del río Duero, y la ciudad de Portocale... Reino que su vez estaba rendía vasallaje al Asturleonés hasta el año 1095, en el que el rey de Castilla Alfonso VI cede el condado de Portocale a su hija la infanta Teresa casada con Enrrique de Borgoña, padres del primer rey de portugal Alfonso Enrriquez. Teresa y Enrrique fundan el segundo condado portocalense muhco más extenso que el primero ya que estaban incorparadas a él el condado de Coimbra, la diocesis de Tuy así como la zona conocida como Trás-os-Montes...

Reino de Asturias: surge alrededor del año 718 como respuesta al avance árabe. En el año 925 deja de ser reino para convertirse en Principado, el Principado de Asturias, dependiente y vasallo del rey de León a partir de entonces, aunque gozase de ciertas autonomías y privilegios que poco a poco y por desgracia iría perdiendo… Los reyes de Asturias fueron;
Pelayo 718 – 737. Fávila 737- 739. Alfonso I 739 – 757. Fruela I 757 – 768. Aurelio 768 – 774. Silo 774 – 783. Mauregato 783 – 789. Bermudo I 789 – 791. Alfonso II 791 – 842. Nepociano 842 – 842. Ramiro I 842 – 850. Ordoño I 850 – 866. Alfonso III 866 – 910. Y con Fruela I termina la dinastía astur para dar paso a su heredera la corona leonesa.
Reino de León: Nace como heredero de los pueblos galaico-astures, con vocación guerrera expansionista allá por el año 925. En el año 1230, no sin antes haber hecho varios intentos fallidos, se integra a la por entonces pujante y poderosa corona de Castilla. Los reyes del antiguo y poderoso reino de León fueron;
García I 911 – 914. Ordoño II 914 – 924. Fruela II924 – 925. Alfonso IV 925 – 931. Ramiro II 931 – 951. Ordoño III 951 – 956. Sancho I 956 – 958. Ordoño IV 958 – 960. Sancho I 960 – 966. Ramiro III 966 – 984. Bermudo II 984 – 999. Alfonso IV 999 – 1028. Con Bermudo III termina la dinastía leonesa para dar paso a la castellana, ya que a la muerte de este el condado de Castilla comienza a organizarse y funcionar como un reino independiente del de León.

Reino de Navarra: Tiene su origen en el siglo IX, los primeros datos bibliográficos aparecen en el año 810. Cuando el hijo del un gran jefe Vascón y la viuda del gobernador musulmán de la taifa de Tudela, llamado Iñigo Arista logra hacerse con el control de unas tierras largamente disputadas y ansiadas tanto por las tropas francas, como por las norteafricanas. Dicho control dio origen al reino de Navarra considerando a Iñigo Arista como el primero de los 28 reyes que reinaron en Navarra. Este antiguo reino ocupaba parte de las tierras hispanas y galas a ambos lados de los Pirineos. Manteniendo su independencia ante los ataques y ansias de los reyes de francos, y los condados de Castilla y Aragón, hasta la cruenta invasión de la corona de Castilla en tiempos de los reyes Católicos. Ya que Fernando II de Aragón a sazón Fernando el Católico, hizo lo imposible por anexionar a su reino el de Navarra. Sin que diesen sus esfuerzos el resultado deseado. Por eso decide invadirlo siendo las manos ejecutoras de tal atropello las del señor de Vitória el 25 de junio de 1512, vasco hidalgo enemigo visceral del rey de Navarra… junto a las tropas del Gran Duque de Alba, considerado por sus enemigos como el más despiadado y terrible genocida de la época. Los cuales tomaron el reino integrándolo después a la corona de Castilla en vez de a la de Aragón.

Reino de Aragón y los condados Catalanes: Aragón - del mismo modo que Euskadi, Navarra o los condados Catalanes - en su origen ocupaba amplios territorios a ambos lados de los Pirineos, incluyendo Andorra. Los condados de Aragón aparecen allá por el año 802  con el conde Aureolo que gobernó hasta  el año 809. En el año 867 con el conde Aznar Galindez I, los condados de Aragón dejan de tener alianzas con el imperio carolingio franco, aliándose con  la vecina corona Navarra. En el año 892 con el conde Galindo II Aznarez los condados de Aragón se ven totalmente sometidos al reino navarro. En el año 922 queda como heredera del condado aragonés Andregoto Galindez, la cual no pudo gobernar por ser mujer. Acabando el condado de Aragón finalmente en manos de García Sánchez I rey de Navarra allá por el año 944. En el año 1035 muere el rey navarro Sancho Garcés III, dejando el condado de Aragón con el titulo de reino a su hijo Ramiro, convirtiéndose este en Ramiro I primer rey de Aragón. Desde entonces Aragón intentará hacerse con el control de Navarra sin lograrlo… A partir del año 1162 se unen a la corona aragonesa los poderosos condados catalanes consolidados a partir del año 1117. Pero no todos los condes catalanes acataban la subordinación a los reyes de Aragón, como por ejemplo los condes de Urgel, los cuales mantuvieron su independencia hasta el año 1413… pero fue con el matrimonio de Petronila reina de Aragón con Ramón Berenguer conde de Barcelona -entre otros títulos- lo que hizo efectiva la unión y alianza entre dicho reino y su condado.  A partir de entonces la corona aragonesa se encargará de la reconquista de todo el levante peninsular, así como la occitánica, parte de Italia, Sicilia, Cerdeña o las islas Baleares… tomando los condes catalanes el titulo de marqueses de las tierras que iban ocupando a los hispanoárabes vencidos y expulsados en vez de el título de príncipes como hacían los reyes de León o de Castilla. Convirtiéndose en uno de los reinos más importantes e influyentes de la Europa de su tiempo, ya que controlaban el comercio del mediterráneo gracias a su poderosa flota. En el siglo XVI se intenta la unión de las coronas de Aragón y Castilla con el matrimonio de Isabel de Castilla con Fernando de Argón, pero no se llega a hacer efectiva hasta siglos después, concretamente hasta el año 1707 cuando el rey Felipe V integra por ley el reino de Aragón y sus condados a España, sin más explicación o consenso que su discutible criterio como déspota rey absolutista que quiso ser y fue. Ya que esta decisión dio origen a los complicados problemas que ahora sufrimos españoles y catalanes, catalanes y españoles en nuestra convivencia y día a día.

Formación del Condado de Castilla: siglos VIII al IX.

El reino de León y el Principado de Asturias a medida que van reconquistando zonas,  tienen que protegerlas no solo de las racias cordobesas en su franco oriental, sino de las tropas cristianas del reino de Navarra y las poderosas taifas de Zaragoza o Barcelona, con las que mantiene continuos enfrentamientos armados por la posesión y control de ciertas tierras. Por eso incita al repoblamiento y formación del Condado de Castilla en la cabecera del río Ebro, en la región de las Várdulas cerca de la Rioja Alavesa allá por los años de 860. Los primeros repobladores eran en su mayoría de origen vasco y cántabro, junto con una mezcla de celtiberos o hispanoromanos que se habían refugiado en la cornisa cantábrica, a medida que avanzaban las tropas árabes en su conquista a la Hispania visigoda e hispano romana preexistente. Estas gentes estaban poco romanizadas siendo en su mayoría grandes y valerosos guerreros que luchaban inicialmente por su independencia, más que por un dios o un rey. Tal es así que casi desde su principio, los castellanos eran temidos por los árabes, del mismo modo que por los nobles leoneses. Pues al contario del reino de León gobernado por familias de la alta nobleza, el condado de Castilla, estaba dirigido por aristócratas que se iban repartiendo las tierras y riquezas a medida que se las reconquistaban a los hispano árabes del Al-Andalux. Organizándose en concejos libres como era el caso de las ciudades más populosas o estratégicas, o de realengo, esto pertenecientes al rey. En esta primera etapa de consolidación castellana, era muy común que los conventos fueran los encargados de organizar las tierras, hasta dar paso a su poblamiento definitivo entorno a estos conventos o templos…

Desde sus inicios y para defender mejor las tierras conquistadas, en las Várdulas los condes castellanos construyeron gran cantidad de castillos, torres o atalayas de vigilancia. En tal cantidad y calidad que a esta tierra se la conoció desde entonces con el nombre de “Castiella” Castilla o la tierra de los castillos.  Situando dichos baluartes en lugares estratégicos o de vital importancia para el comercio o paso de ganados o ejércitos… Y sobre todo para detener el avance de posibles tropas enemigas. El primer dato bibliográfico hallado hasta el momento se lo debemos al rey asturleonés Alfonso III en el se puede leer la siguiente frase; “Hemos levantado una iglesia en honor a San Martín, en Área Patriniano, en el territorio de Castilla…”, En otro documento escrito en el año 800 se puede leer la siguiente frase: “Las Vardulas son ahora llamadas Castilla”.

A comienzos del siglo XI el poderoso califato de Córdova se disuelve en diversas taifas o reinos hispano árabes, gobernados por reyes que se ven obligados a pactar o pagar impuestos a los reinos cristianos de Hispania para mantener su independencia. Siendo esta una época de luchas y alianzas entre los reinos cristianos y las taifas árabes. Perdiendo y ganando plazas fuertes unos y otros, sin que esto supusiera el imparable avance de las tropas castellanas. Forjándose a partir de entonces la idea de recuperar no solo la ciudad y reino de Toledo, sino toda Hispania para la corona de Castilla y la cristiandad. Centrando sus empeños en las tierras del centro de la península, dejando a los nobles galaicoportugueses la franja atlántica ya los reyes aragoneses la mediterránea. Quedando el reino de Navarra rodeado, cercenado y sin posibilidad de expandirse por ninguno de sus confines. Ya que a partir de entonces la reconquista sería causa de los reinos de Portugal, Castilla y León y Aragón.

A mediados del siglo IX, concretamente en el año 842 reinando en León Ramiro I, se nombra a los dos primeros jueces del condado de Castilla en las personas de los nobles aristócratas Nuño Rasura y Laín Calvo. Y con ellos a los primeros Condes de Castilla Rodrigo y su hijo Diego Rodríguez Porcelos, llegando este último en su reconquista y repoblación a la ciudad de Burgos, futuro centro de poder castellano. Desde entonces los sucesivos condes de Castilla se sublevan contra los reyes de Asturias y posteriormente de León. Como sucedió con los condes castellanos; Nuño Núñez, Gonzalo Fernández o Gonzalo Téllez entre otros. Con el conde Fernán González –hijo del conde Gonzalo Fernández- Castilla llega a lograr la independencia del reino asturleonés sin ser reconocida como reino, pero se mantiene totalmente  independiente durante el gobierno de Fernán González sin rendir vasallaje a los reyes de León. A su muerte le sucede su hijo el conde García Fernández allá por el año 970, teniendo que hacer frente a las poderosas huestes de Almanzor. Todos los reinos y condados de Hispania tuvieron que pactar con tan poderoso señor, tan solo los castellanos se mantuvieron firmes e indomables haciendo frente con la desigual fuerza de sus escasas tropas, frente a los ejércitos de Almanzor, el cual logró unificar de nuevo el califato de Córdova y reconquistar importantes plazas castellanas. Pero Almanzor cometió el error de limitarse a conquistar las tierras del norte sin repoblarlas, lo que dio opción al rearme de las tropas guerreras castellanas. En el año 995 el conde castellano García Fernández muere en una batalla contra los árabes, al poco muere Almanzor y el califato de Córdova vuelve a desintegrarse poco a poco. Mientras Castilla sigue su expansión de manos del conde Sancho García, siguiendo su labor reconquistadora  a su muerte el conde García Sánchez. Los cuales reinaron en un periodo de paz que supieron aprovechar en su pro recuperando importantes plazas perdidas en tiempos de Almanzor. El año 1029 el conde castellano García Sánchez es asesinado en la ciudad y reino de León. Integrándose el condado de Castilla al reino de Navarra, pues su rey Sancho Garcés III o El Mayor, estaba casado con Muniadora hermana del asesinado conde castellano García Sánchez. No sin antes tener que enfrentarse y vencer al rey de León Bermudo III en el año 1037. En el año 1035 muere el Rey de Navarra Sancho Garcés III o El Mayor, por entones uno de los más poderosos reyes y reino de la cristiandad hispana. Pero antes reparte sus títulos y tierras entre sus hijos siguiendo una arcaizante costumbre de las monarquías navarroaragonesas. A su hijo Ramiro le deja Aragón, convirtiéndose en Ramiro I de Aragón.  García Sánchez III Navarra. A Gonzalo Sánchez los condados de Ribagorza y Sobrarbe. A su hija Jimena la casa con el rey de León Bermudo III y a Fernando Sánchez parte del reino de León y del condado de Castilla.

Fernando I de León era hijo pues del rey de Navarra Sancho Garcés III y Muniadora hermana del Conde del asesinado conde castellano García Sánchez, conde de Castilla desde el asesinato de su tío en el año 1029 y rey de León desde 1037, pues reclamo y accedió al trono leonés al estar casado con Sancha hermana del rey leones Bermudo III, muerto sin descendencia. Fernando I reconquistó entre los años 1057 y 1064 las importantes ciudades Lamego, Viseo o Coímbra… A la muerte de Fernando I de León el reino más o menos unificado vuelve a dividirse entre los hijos e hijas del monarca siguiendo las costumbres aragonesas y navarras. Así cerca del año 1035 da al primogénito Sancho el condado de Castilla elevado a Reino y las parias de la taifa de Zaragoza. A García le da Galicia elevada a Reino del mismo modo que Castilla y con el mismo fin de agradar a todos sus vástagos y las parias de las taifas de Sevilla y Badajoz. A su hija Urraca la  dota con la ciudad reino de Zamora. A Elvira con la de Toro. A su hijo Alfonso Sánchez le cede el reino de León y las parias de la taifa de Toledo. Sin embargo y pese a los intentos integradores de este tipo de herencias y repartos, lo cierto es que lo que lograban era que se entablaran tiránicas luchas entre hermanos por hacerse con el control del mayor territorio posible. Como sucedió a la muerte de Sancho el Mayor, quedando finalmente Alfonso Sánchez como vencedor ante sus hermanos y hermanas a los que de una forma otra arrebató sus reinos y condados haciéndose con el control de todos ellos bajo el nombre de Alfonso VI de Castilla el primer rey castellano coronado en 1038.

Con él empieza realmente el tiempo y vida del reino de Castilla, pues fue él el que lo convirtió el antiguo condado en un reino independiente. Inicialmente de forma muy tímida y siempre asociada al poderoso reino de León, heredero a su vez del reino asturiano y este del galaico portugués… sin olvidar el aporte belicoso y efectivo de los contingentes hispanoromanos y celtiberos indígenas, los cuales harán que en pocos años Castilla se convierta en la cultura hegemónica más poderosa e influyente de la cristiandad en todos los ámbitos de la sociedad, economía, ciencia y cultura. Ya que no hay que olvidar el importante papel de los reyes castellanos como traductores y transmisores de los conocimientos y saberes de la antigüedad a través de las escuelas de traductores hispanos, árabes y hebreos desde el inicio mismo de la formación del reino de Castilla… reinado el de Alfonso VI que se funde con las leyendas y gestas del caballero castellano don Rodrigo Díaz de Vivar el Cid Campeador… a la muerte de Alfonso VI su reino vuelve a ser dividido entre sus hijos, siendo tal reparto el nacimiento de un nuevo reino independiente, Portugal.

En su origen el condado de Portugal del mismo modo que el de Castilla era tributario y parte del reino de Asturias y posteriormente del de León, tras la muerte del rey de Castilla Alfonso VI en el año 1139 se independiza y organiza como reino con Alfonso Enríquez I como primer rey de Portugal, aunque los reyes de León no se lo concede ni reconoce oficialmente hasta el año 1143. Alfonso I fue un gran reconquistador ya que conquistó Lisboa en el año 1147 donde levantó su pujante corte… Defendió y reorganizo la seguridad de los peregrinos que recorrían el camino de Santiago… Alfonso I contó con el decisivo apoyo de la casa de Borgoña, entroncada desde entonces con la corona castellano leonesa y el condado de Portugal en la figura del noble borgoñés Enrique de Borgoña casado con Teresa una de las hijas del rey castellano Alfonso VI. A la que Alfonso VI cedió el condado de Porto Cale allá por el año 1093, poco después el hijo de ambos Alfonso Enríquez sería el mencionado primer rey portugués. Alfonso VI desposó a su otra hija Urraca –hermana de Teresa-  con el conde Raimundo de Borgoña heredero de la corona borgoñesa y primo hermano de Enrique. Alfonso VI de León dejó a Urraca y Raimundo de Borgoña en herencia las coronas de Galicia, León y Castilla. De tal modo que los reinos de León y Castilla y el Condado de Portugal quedaron en manos de dos hermanas hijas del rey castellano Alfonso VI, casadas con dos primos hermanos borgoñeses y germen de los reinos de Portugal y Castilla a principios del siglo XI. Manteniendo la independencia y autonomía entre ambas coronas hasta el año 1580. Ya que reinando en Castilla y las Españas Felipe II, y ante la falta de herederos portugueses tas la muerte de Sebastián I en Marruecos, las coronas de Castilla y Portugal se unen durante un corto espacio de tiempo al reclamar el trono Felipe II, por ser hijo de la reina Isabel de Avís o de Portugal hija del rey de Portugal…… pero esa es otra historia en la que tendría que hablar del siglo de oro español con Cervantes entre otros ilustres personajes a la cabeza… así que mejor volvamos a la historia de la formación y consolidación del Condado de Castilla. Pues a partir de este momento la historia de la celtibérica Castilla heredera a su vez de los antiguos reinos de León Asturias  y Galicia, se mezcla, funde y confunde con la historia general de lo que hoy por hoy ha llegado ser mi país España.

Lista de los señores, condes y reyes de Castilla:

El primer señor de Castilla del que se tiene constancia es Rodrigo duque de Cantabria e hijo del rey astur Fruela allá por el año 765. Heredó el señorío otro noble llamado Diego Rodríguez y tras él pasó a manos de Urraca Díaz esposa del rey de Asturias Ramiro I. Tras ella el señorío fue elevado a condado vasallo del reino astur leonés con el conde Rodrigo de Castilla allá por el año 873. Tras él Castilla pasó a manos del conde Diego Rodríguez Porcelos entre los años 873 y 885. En dicho año y hasta  el año 832 el condado pasó a la casa Lara, en la figura del conde Gonzalo Fernández de Lara, terminando con él el tiempo en el Castilla rendía vasallaje a los reyes de León. Ya que entre los años 932 al 970 el condado de Castilla logra independizarse del de León al que ya no rinde pleitesía, siendo conde Fernán González. A este le sucedió el conde García Fernández que gobernó entre los años 970 y 995. Sancho García continuó con el titulo hasta el año 1017, siendo el conde García Sánchez el último conde de Castilla entre los años 1017 al 1029 en el que Castilla vasalla del rey de León, comienza a funcionar como un reino independiente sin ser reconocido aún como tal por el resto de reinos peninsulares y especialmente por el leonés…

A la muerte del rey de León, Galicia y Castilla Fernando I que reinó entre los años 1029 al 1065, el condado de Castilla es elevado con el titulo reconocido por todos de reino independiente al que pronto rendirían vasallaje y pleitesía los antiguos reinos que ejercieron como señores de este. Así aparece en 1065 cuando lo hereda uno de los hijos del rey Fernando I, convirtiéndose en el primer rey oficial de Castilla con el nombre de Sancho III… tras él le siguieron los siguientes reyes y reinas: Alfonso VI 1072 – 1109. Urraca Alfonsez 1109 -1126. Alfonso VII 1126 – 1157. Sancho III 1157 – 1158. Alfonso VIII 1158 – 1214. Enrique I 1214 – 1217. Berenguela 1217. Fernando III 1217 – 1252 rey que unifica los reinos de León, Galicia, Principado de Asturias… y Castilla en un solo reino, Castilla. A su muerte deja el reino a su hijo Alfonso X 1252 -1284 siguiendo los descendientes de este en las personas de; Sancho IV 1284 – 1295. Fernando IV 1295 – 1312. Alfonso XI 1312 – 1350. Pedro I 1350 – 1369. Enrique II 1369 1379. Juan II 1379 – 1390. Enrique III 1390- 1406. Juan II 1406 – 1454. Enrique IV 1454 – 1474. Isabel la Católica 1474 – 1504.

A la muerte de Isabel I hereda la corona de Castilla su hija doña Juana entre los años 1504 al año 1555. Fue felizmente casada con Felipe de Hamburgo, El Hermoso. Pero tanto su padre el rey de Aragón Fernando el Católico, como su esposo no la permitieron gobernar acusándola de estar loca, por lo que tras una regencia convulsa llegó a las Cortes de Castilla el hijo de Juana y Felipe, Carlos I de España y V de Alemania hasta la muerte de este emperador en el año 1558. Con él terminó la independencia, fueros y libertades propios de los reinos hispánicos incluida Castilla, abriéndose una nueva etapa nacionalista española auspiciada por los poderosos linajes Trastámaras y Austria. Con el hijo de Carlos I, Felipe II nacido en Valladolid el año 1527 el imperio español toma tal proporción y dimensiones que se hace tácticamente imposible su gobierno. Ya que no hubo momento de paz, o en el que no hubiera que invertir grandes cantidades de dinero público en sofocar revueltas, hambrunas o catástrofes en un imperio en el que jamás se ponía el sol. De hecho algunos de los títulos de Felipe II fueron los de; Rey de Castilla, Aragón, Galicia, las Españas (con todos sus reinos y condados además de las islas Baleares, Canarias o las islas Filipinas junto a las colonias distribuidas por toda África…) Nápoles, Países Bajos, Sicilia, Las Indias (las colonias de la recién descubierta América) Jerusalén… además de Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. E incluso durante un tiempo fue rey de Inglaterra al desposarse con María I reina de Inglaterra e Irlanda. Del mismo modo que lo fue de Portugal al tomar el trono portugués por ser sobrino carnal del rey lusitano por vía materna… a todos estos títulos hay que añadir otros como los ducados de de Milán, Bravante o Borgoña… los condados del Tirol o Flandes… sin olvidar el titulo de Archiduque de Austria… Por lo que Felipe II fue sin lugar a dudas el personaje más poderoso e influyente de su tiempo.

En su reinado se expulsan a los últimos hispanoárabes –los sefarditas habían sido expulsados de los reinos de Castilla en 1492…- y se consolida el llamado Siglo de Oro Español con grandes y exquisitos escritores en lengua castellana de la talla de Miguel de Cervantes y Saavedra, Góngora,  Quevedo o Lope de Vega… pintores como Velázquez, Murillo o el Greco… y así en todas ramas de las ciencias y artes. Creándose un estilo propio, el estilo Castellano. Estilo que se puede comprender mejor si observamos las impresionantes obras escultóricas de la imaginería religiosa castellana realizadas en los talleres y escuela del gran maestro Juan de Juni. Obras de arte de incalculable valor, que expresan el profundo sentimiento de religiosidad entre las diferentes culturas castellanas, todas ellas impregnadas de rituales y ceremonias que distan en muchos casos de pertenecer a la liturgia católica, al ser en dichos casos una simple imposición de un culto renovado a través del cristianismo, sobre o en el mismo lugar en el que se venían desarrollando cultos paralelos en cuanto al sentido y las creencias transmitidas de generación en generación a través de la importante tradición oral. Manifestaciones que debieron surgir del propio paisaje y paisanaje de las tierras de Castilla, cuna de los mayores místicos ibéricos. En especial a provincia de Ávila dónde surgen los aires reformadores del extremeño S. Pedro de Alcántara –primer confesor de Teresa de Jesús y enterrado por voluntad propia en Arenas de San Pedro Ávila- el San Juan de la Cruz, nacido en Fontiveros, Ávila, como la gran doctora de la iglesia Teresa de Jesús… Mística, movimiento y esplendor cultural que no escapó a las comunidades sefarditas castellanas. Ya que a partir de la expulsión siguieron conservando sus costumbres y su lenguaje que era un dialecto del castellano y el hebreo… de hecho el filosofo y rabino sefardita castellano Moisés de León, que vivió y trabajo en la ciudad de Arévalo alrededor del año 1305, autor del que los judíos consideran uno de sus libros sagrados más importantes. Se trata del Zohar o Libro del Esplendor. Libro que junto al Séfer letzirá configuran la base principal de cábala. Textos que recogen pensamientos filosóficos anteriores y que influirán de forma determinante en la mística cristiana, pues dichos libros aunque prohibidos en el reino de Castilla, sin duda formaron parte de la lectura de los grandes santos y santas castellanos especialmente en los siglos XV, XVI y XVII. Movimiento impregnado de misticismo y fe, que poco a poco se va transformando gracias a las nuevas aportaciones, modas y costumbres renacentistas. Y con el enfrentamiento y oposición sin transigencia de la jerarquía eclesiástica católica y romana de todos los arzobispados castellanos.

Como veréis y esto es una apreciación personal, Castilla es desde su origen y en su conjunto un intrincado puzle de pueblos y culturas de diferente origen y desarrollo. Sobre todo a partir de la reconquista de Granada, cuando en el reino de Castilla desaparecían volviendo a aparecer pueblos enteros, absorbiendo las nuevas fundaciones a gentes de muy diferente procedencia, que irían a sumarse a una población indígena o autóctona preexistente dando lugar dicha mezcla o diversidad, junto a la toponimia, clima y demás recursos naturales disponibles a las diferentes comarcas y posteriormente provincias castellanas. Cada una de ellas con sus propias características y particularidades en cuanto a manifestaciones folklóricas se refiere y en las que no faltan zonas con endemismos arcaizantes mantenidos y transmitidos gracias a la tradición oral castellana desde tiempos prehistóricos…

También creo que a partir de la dinastía de los Austrias con Carlos I de España y V de Alemania a la cabeza, se empieza a confundir el significado de Reino de Castilla, con el de Reino de España – como integrador de todos los demás reinos, ducados, condados, marquesados… debido al afán de acaparar poder por parte de una monarquía absolutista, e incapaz de reconocer los fueros, derechos y libertades de los reinos de  España. Sobre todo a partir con el cambio de la dinastía de los Austrias, a la de los también absolutistas reyes Borbones. A los que opusieron feroz y heroica resistencia los condados catalanes, perdiendo una guerra civil y con ello la independencia como le pasó al poderoso reino de Castilla. Reino cuyo esplendor solo se manifestaba en la corte y altas instancias religiosas y militares, mientras que las gentes llanas, la mayoría de la población, morían literalmente de hambre, comidos por la suciedad y la ausencia total de acceso cualquier tipo de cultura… Castilla en aquel decisivo momento no luchó por una independencia perdida tiempo atrás cuando el padre de Felipe II, Carlos I se tuvo que enfrentar a los ejércitos de los Comuneros de Castilla, que lucharon y murieron por la libertad de estas tierras del antiguo reino, perdiendo tan justa lucha ferozmente represaliada a sangre y fuego en el mes de abril del año 1521. Y como dice el cantar comunero del que os paso una pequeña parte del poema final de los Comuneros de Castilla escrito por ;

Mil quinientos veintiuno, y en abril para más señas
En Villalar ajustician, a quienes justiciera pidieran
Malditos sean aquellos, que firmaron la sentencia
Malditos todos aquellos, los que ajusticiar quisieran
Al que luchó por el pueblo, y perdió tan justa guerra
Desde entonces ya Castilla, no se ha vuelto a levantar
Ay, ay, no se ha vuelto a levantar…
En manos del rey bastardo, o de regente falaz
Ay, ay o de regente falaz
Siempre añorando una Junta, o esperando un capitán
Ay, ay, o esperando un capitán
Quién sabe si las cigüeñas, han de volver por San Blas
Si las heladas de marzo, los brotes se han de llevar
Si las llamas comuneras, otra vez repicarán
Cuanto más vieja es la yesca, más fácil se prenderá
Cuanto más vieja es la yesca, y más duro el pedernal
Si los pinares ardieron, ¡aún nos queda el encinar!

(Este poema fue escrito en el año 1972 por el poeta leonés Luís López Álvarez, y posteriormente versionado e interpretado con música tradicional castellana en el año 1976 gracias a la veterana agrupación folk Nuevo Mester de Juglaría… en cuyos conciertos al final cuando cantaban este poema de esperanza castellana se oía el grito unánime, vivo y fresco de “CASTILLA ENTERA SE SIENTE COMUNERA” rememorando la gesta de aquellos caballeros castellanos que lucharon y murieron con honor tan solo por intentar al menos recuperar parte de la libertad y Fueros de Castilla, en las figuras de los tres líderes históricos Juan de Padilla, Juan Bravo y Maldonado, “loor de Castilla”)

Daniel F Peces Ayuso, Arenas de San Pedro a 24 de agosto de 2012



1 comentario:

  1. Interesante artículo. Sólo decirte que el primer conde de Castilla no fue Rodrigo hijo de Fruela en el 765. No existe fundamento histórico para ello. El primero documentado es Rodrigo en torno al 850 y hasta el 873, quién además fue el repoblador de Amaya. Os recomiendo está página: http://www.condadodecastilla.es

    ResponderEliminar